miércoles, 1 de diciembre de 2010

Otoño pleno


Llovía ayer en Badajoz y el otoño está en su apogeo.
Salí a dar un paseo bajo la lluvia y mis pasos me llevaron a los parques de la Legión.
Allí el otoño estaba más presente, pujaba más por manifestarse.
Árboles amarillos, plataneros desnudos, hojas que cubren recodos y escaleras; soledad de la tarde lluviosa, reflejada en las pobres piedras de un abandonado lugar.
El vacío lo llenaba todo de nada.
La presencia humana hace tiempo que no se manifiesta en este lugar; la soledad se siente aquí.
Seguía chispeando, la luz se iba.