domingo, 1 de enero de 2012

LA ÚNICA PACENSE QUE TIENE UNA CALLE EN LONDRES. Ladysmith Road


 Juana María de los Dolores de León Smith.


Juana María de los Dolores de León Smith (alrededor de 1798 – 12 de octubre de 1872), fue la esposa del general Sir Harry Smith (conocida como Lady Smith), gobernador de la Colonia del Cabo.
Nacida en una vieja familia española noble, era descendiente de Juan Ponce de León. A la edad de 14 años, en 1812, De León se encontró huérfana y sola con su hermana, tras el asalto de su ciudad natal, Badajoz, por cuarta vez en la Guerra de la Independencia Española, realizada ésta última por las tropas británicas. Tras el exitoso y sangriento asalto de las tropas británicas y portuguesas, las hermanas buscaron protección del saqueo y el pillaje de los soldados en algunos oficiales británicos que encontraron acampados fuera de las murallas de la ciudad. Uno de ellos era el Brigada-Mayor Harry Smith, del regimiento de exploradores de élite 95th Rifles, que se casó con ella unos pocos días más tarde.
En vez de dejar que la mandaran la casa de la familia de su marido, escogió acompañarle en el ejército. Se quedó junto a él el resto de la guerra, acompañándolo en el tren de equipajes, durmiendo al aire libre en el campo de batalla, paseando junto a las tropas y compartiendo todas las privaciones de la campaña. Su belleza, coraje, buen juicio y carácter amable la hicieron querida por los oficiales, incluyendo el Duque de Wellington, quien habló de su familiaridad con Juanita. Era idolatrada por los soldados. En medio de un horror de sangre y muerte, Juana María atravesó toda España, y en Francia estuvo junto a su esposo en la batalla de Waterloo. En los años siguientes vivió en Londres, París, Bruselas y otras localidades europeas, hasta que Harry fue trasladado a Jamaica. Allí soportaron condiciones terribles, pero finalmente su esposo logró un destino mejor, y en 1828 llegaban a Ciudad del Cabo, en la actual Sudáfrica, donde Sir Harry, el cual había sido nombrado caballero mientras tanto, sirvió como Gobernador de la Colonia del Cabo y Alto Comisionado. Allí Harry debía combatir contra las tribus nativas, pero a pesar del clima, las enfermedades y los peligros, Juana María vivió los mejores momentos de su vida. En 1840 un “paréntesis” los alejó durante 7 años de su amada África, para viajar a la no menos exótica India. En 1847 regresaron a El Cabo, esta vez con Harry convertido en gobernador de la colonia. En todo este tiempo de permanencia en África, Juana María –descendiente del conquistador Juan Ponce de León– demostró ser una excelente amazona, que no dudó en atravesar en ocasiones más de 1.000 kilómetros de zonas áridas y peligrosas para unirse a su marido. Hoy todavía perdura en aquellas tierras el recuerdo de aquella mujer excepcional, pues una ciudad lleva su nombre (Ladysmith) y un museo mantiene viva su memoria.
 El Parlamento Británico concedió a Juana Smith una pensión de 500 libras el 5 de diciembre de 1848 en reconocimiento a los servicios prestados por su marido al país. La pareja siempre se desesperaba por el dinero y él luchó por obtener una pensión para ella durante sus últimos años.
(Wikipedia)

 Juana María de los Dolores de León Smith, tiene una calle en Londres,  Ladysmith Road, como se puede ver en el mapa de Google.